Tradiciones o estilos de vida, componentes que hacen de individuos, comunidades y lugares únicos en su manera de afrontar las cosas. Pareciera que atrás quedaron los años donde en una localidad se podía vivir de las bondades del mar, pero no, en la actualidad todavía existen territorios donde está muy vigente.

Uno de esos pueblos se encuentra en el Archipiélago Mergui en el Mar Andamán. Los Moken o Los gitanos del mar como también se les conoce son una tribu que realizan todas sus actividades en el mar. Viven en barcos especiales que realizan ellos mismos y en eso se trasladan de un lado al otros, son unos nómadas del mar.

mapa

Su filosofía de vida es el desapego a lo material y a todo aquello que nos aleje de la naturaleza y su disfrute. Sus viviendas están hechas a mano y su principal fuente de comida proviene del mar, por vivir siempre rodeados de agua saben absolutamente todo sobre él y sobre la vida dentro de él. Tienen calculado cuando es temporada alta o baja de peces.

Desde pequeños aprenden a construir sus viviendas, a pescar y a estar dentro del mar como uno más. Es un conocimiento innato que perdura toda la vida, la experiencia hace que sean seres muy sabios de la naturaleza y eso se lo inculcan a las generaciones futuras que aprenden muy fácilmente.

Según una nota hecha por El País, los Moken tienen capacidades que son propias de seres del mar porque logran resistir debajo del agua mucho tiempo y además sus ojos se adaptan para ver perfectamente en las profundidades. Sin duda sus habilidades son dignas de resaltar porque llevan un estilo de vida completamente distinto al resto.

El artículo explica que muchas veces esta casa sobre el mar es un lugar donde pasan gran parte de su vida convirtiéndose en un lugar para pescar y en varias ocasiones mueren en él. Esta vida tan alejada de las épocas actuales pareciera pertenecer más al pasado, pero no es así porque este lugar y su gente existe, solo que con modos de vida distintos.

Pero esta vida parece mermar cada día porque las industrias pesqueras se han encargado de alejar a los peces del área de los Moken ocasionando un grave problema con su estilo de vida porque ese es su principal producto, su fuente de alimento. Sin duda esta manera de vivir pocos la entienden, pero causa mucha curiosidad en el resto.

Muchos pueblos o comunidades pesqueras que viven directamente del mar como en el caso de los Moken deben adaptarse a los cambios climáticos y lo poderosa que es la naturaleza, por esta razón en ocasiones se han visto también afectados por algunos tsunamis cerca de la zona que ha disminuido su población. Lo cierto es que cada uno de nosotros debería comprender un poco más estas minorías que viven a su modo y con lo que saben porque ellos también forman parte del planeta y aprender de ellos no estaría nada mal.

tsunami