Todos merecemos vivir experiencias fascinantes, que te dejen literalmente sin aliento.

Una de las actividades que puede llevarte a descubrir que hay un mundo increíble que no se ve a simple vista; pero que es impresionante, es el buceo.

Bucear es como volar, sientes que la fuerza gravitacional no te detiene para explorar y vivir sensaciones incomparables. Lo primero es que te entregas al equipo, tu vida depende de él. En las primeras inmersiones solo piensas en respirar, casi no puedes apreciar la belleza circundante porque solo te preocupa vivir. Luego de un tiempo, comienzas a dejarte llevar los el hermoso paisaje que te rodea y empieza la aventura.

Todo empieza antes de subir a la embarcación que te llevará al sitio de la inmersión. Los equipos son minuciosamente chequeados por expertos y la ansiedad te deja saber sus efectos. Un pequeño frío puede llegar a tus manos y una sensación de cosquilleo quizás se sienta en tu estómago; pero el día promete ser fantástico y los más experimentados se muestran confiados y te animan a incorporarte. Entre bromas, todos suben al barco.

bucear

Para recoger la experiencia memorable de bucear, una cámara subacuática es perfecta, es muy practicada en el buceo recreativo y por supuesto en el estudio de la fauna marina. Tú la usarás para registrar tu magnífica experiencia. Ya con la cámara en la mano y toda la logística a bordo los motores se ponen a toda marcha rumbo la zona planeada.

El barco hace un movimiento brusco y las botellas (bombonas de oxígeno) se golpean unas a otras, todos gritan y sonríen, es parte de la aventura. Luego de hora y media de travesía, ya en el lugar indicado los 7 buzos y tú deben comenzar con las maniobras para colocarse los equipos, algo de música se puede oír en la cabina del capitán y parece ser Rolling Stones. La temperatura es excelente y no habrá necesidad de usar traje si así gustas.

Te montan el equipo y uno de los buzos más experimentados y guía de la inmersión, abre el grifo de tu tanque, una explosión te sorprende y le sigue un silbido, se escucha decir no te preocupes, todo está bien, todo indica que una junta tórica del tanque se ha roto.

Mientras te preguntas, “¿qué es una junta tórica?” El guía te responde —Son una especie de gomas que van entre dos cueros y permiten la estanqueidad entre ellos—. Es decir, permite un cierre hermético entre dos partes y eso es sumamente importante en un equipo de buceo y en consecuencia para el buceador.

Esto puede echar a perder todo lo planeado, todo prometía salir bien; pero esas cosas pasan. Afortunadamente no pasará de ser un detalle puesto que los buceadores saben que deben llevar consigo siempre juntas tóricas para estas situaciones.

tanques

Seguramente no sabías de eso, que las juntas tóricas juegan un papel importantísimo en la grifería del tanque, la cámara de alta presión, las linternas, los manómetros e incluso en tu cámara fotográfica.

Una vez arreglado todo, la aventura continúa de forma segura y gracias a las juntas estarás a salvo y podrás disfrutar de la increíble experiencia de bucear.