Los selfies dicen mucho de las personas, de sus gustos, de su personalidad y hacerse uno en lugares famosos es una magnífica carta de presentación. Si además puedes disfrutarlo al máximo y con inmejorables beneficios para tu salud física y mental, mucho mejor.

La determinación de los pueblos es un recurso muy poderoso. Una muestra de ello es que en menos de 4 décadas Barcelona, pasó de no tener playas atractivas para el disfrute, a sumarlas como parte de sus fortalezas como atractivo turístico.

El elemento marítimo le agregó un valor de incalculables beneficios a una de las potencias del sector en  Europa, ahora los hoteles explotan las playas como nunca antes. Millones de personas se vuelcan a bañarse y tomar sol en estas playas españolas, ahora con aguas y arena limpias, aprovechando lo divertido que es y lo saludable que es para el cuerpo y la mente el contacto con el mar y sus increíbles bondades. Los hoteles en Barcelona son un verdadero paraíso para el esparcimiento y el disfrute a plenitud.

¿Es Barcelona un destino de Playa?

A pesar de no ser parte de las preferidas en todo el mundo, es sin duda una enorme y hermosa fortaleza muy apetecida por los turistas.

playa de barcelona

A lo largo de su litoral, que comunica a las playas tan apreciadas por los turistas como la Barceloneta, la más famosa sin duda y la más concurrida, es visita obligada para quien va al litoral barcelonés. Somorrostro, Sant Miguel, Sant Sebastiá, Nova Icaria y Bogatell, son algunas de las que puedo mencionar entre las más visitadas y apreciadas.

Todas en excelentes condiciones para atender a los visitantes, con servicios de todo tipo y equipadas para un turismo de calidad, algunas de ellas populares y apreciadas por la fama que les antecede o por la diversión, hay una para cada necesidad.

¿Qué obtienen los visitantes?

El agua marina es un elixir para la vida, está repleta de minerales de gran beneficio para la piel y para el cuerpo. Junto al sol, la vista y la diversión hacen un cóctel que alivia las penas del alma y provee de energía vital a quienes se exponen a él. Lo hace cargando los electrolitos corporales manteniéndolos en estupendos niveles, lo que hace que las personas se mantengan vigorosas y saludables.

En el verano estar cerca del mar es maravilloso, los colores brillan más, miles de personas a orillas del mar riendo, jugando, tomando el sol y disfrutando de la vida. Los seres humanos son favorables a la conexión y esto hace que de inmediato, esa alegría reinante se vuelva contagiosa.

mujer protegiendose del sol

El sol es otro regalo de la visita a la playa que le brinda grandes aportes a la salud, tomado con el debido cuidado y protección puede ser de gran beneficio para la masa ósea, para la piel, reduce el nivel de colesterol, baja la presión arterial producto de la dilatación de las arterias de la piel, el corazón trabaja mejor porque bajan las hormonas paratiroideas y la energía sexual se eleva en hombres y mujeres, producto del aumento de la testosterona que se genera al asolearse.

Tal vez no sea lo que venden los hoteles y agencias de viaje para atraer a los turistas; pero sin duda son muchos los beneficios de regalarse unos días en el reino de Poseidón.